Cómo usar la arena de sílice para gatos

La arena de sílice para gatos es una de las arenas artificiales más conocidas y que quizá, más llamen la atención a primera vista debido a su color blanco y a su forma, ya que también es muy común encontrarla en forma de perlas o gel de silíce. Este tipo de arena se fabrica a partir del gel de sílice, un material con una gran capacidad absorbente por lo que es una opción interesante si no tienes mucho tiempo e incluso si tienes más de un gato en casa.

Atrapará los olores y además si retiras las heces de tu gato con regularidad la arena durará más tiempo, quizá puedas utilizarla hasta unas 4 semanas sin problema. Así que, si estás pensando en probar la arena de sílice con tu gato y necesitas información acerca de Cómo usar la arena de sílice para gatos, cada cuanto cambiarla, dónde desecharla y otras preguntas que quizá se te estén pasando por la cabeza, sigue leyendo que a continuación te lo contamos todo.

 

Cómo usar la arena de silíce para gatos, descubre sus ventajas e inconvenientes

¿Cuáles son las ventajas de utilizar la arena de sílice para gatos?

En primer lugar, vamos a enumerar las ventajas e inconvenientes que vemos a la hora de escoger esta arena para gatos.

Ventajas

  • Gran capacidad absorbente
  • No genera polvo
  • Retiene los fuertes olores
  • Duradera

 

Desventajas

La única desventaja que vemos es que es la arena que menos tolerancia tiene entre los gatos ¿por qué? Esto se debe a que la arena de silíce puede tener una textura que resulte extraña para ellos al cavar, ya que las perlas pueden crujir y ser duras para ellos.

 

Cómo usar la arena de silíce para gatos, descubre todos los tipos de arena silice

 

¿Qué te parecen las ventajas e inconvenientes que hemos comentado, crees que podría gustarle a tu gato? Sin duda la mejor respuesta la encontrarás probando y dejando que tu gato la testee y decida si finalmente es la arena adecuada para él.

En cuanto al uso de la arena de sílice, es bastante sencillo. Deposita una cantidad considerable en el arenero (entre unos 5 o 7 centímetros en cantidad de  arena) y recoge las heces diariamente, si realizas estos sencillos pasos la durabilidad de la arena será mucho mayor. Después debes estar atento y cuando observes que las perlas o la arena empieza a coger un color amarillento, es hora de cambiar la arena.

Consejos para saber Cómo usar la arena de sílice para gatos

Si tu gato nunca antes ha probado esta arena y se siente cómodo con la que está usando actualmente, pero aun así quieres probar a introducir esta arena en su rutina debes hacerlo poco a poco y no de golpe, de lo contrario podrías generarle estrés y esto podría desencadenar que rechace la arena directamente.

Se aconseja incorporar una cantidad de la nueva arena en la misma proporción de la que te estás deshaciendo. Si ves que tu gato no tolera este cambio, deberás hacerlo con cantidades menores y si por el contrario la acepta… ¡premio! Objetivo conseguido.

Podrás rellenar el arenero con la nueva arena.

¿Qué te han parecido estos consejos? Esperamos que esta breve guía sobre cómo usar la arena de sílice para gatos te haya ayudado para saber un poco más sobre la higiene y necesidades de tu gato.

Si la arena de sílice no te termina de convencer, echa un vistazo a otro tipo de arenas para gatos.

Estas son algunas de las arenas sílice para gatos más buscadas

Otras arenas para gatos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 15 =