¿Por qué mi gato bebe poca agua?

Son muchas las personas preocupadas porque observan que su gato bebe poca agua e incluso que directamente, no bebe. Pero, aunque a priori pueda parecerte bastante preocupante, en primer lugar, debes saber que este comportamiento lo llevan en sus genes.

A diferencia de otros animales, los gatos son una especia que necesita beber menos agua, pero ¿y esto por qué? Pues bien, esta peculiar característica la han heredado de sus antepasados, los gatos del desierto, cuando los gatos aún no estaban domesticados y obtenían la hidratación de las presas que cazaban, como pájaros, insectos, roedores e incluso anfibios. Todas estas presas contienen entre un 70 y 75% de agua, por lo que su necesidad de hidratación estaría cubierta. Sin embargo, los gatos que tenemos en casa no tienen la oportunidad de salir de caza por lo que dependen totalmente de la alimentación que le proporciones. Y esto puede convertirse en un problema importante si tu gato consume únicamente pienso, cuyo contenido de agua es muy bajo.

Lee nuestro artículo completo y no volverás a preguntarte por qué mi gato bebe poca agua.

 

descubre Por qué mi gato bebe poca agua en la entrada de kittyfy

Motivos por los que un gato no bebe agua

Si prácticamente la dieta de tu gato se basa en pienso y además bebe poca agua, esto podría ocasionar problemas del tracto urinario a nuestra mascota. Pero como no queremos que eso pase, a continuación, vamos a analizar algunas de las causas por las que puede que tu gato no beba agua.

Agua sucia: los gatos siempre prefieren el agua limpia y fresca, de ahí el motivo por el que intentan beber agua del grifo en muchas ocasiones. Si no cambias el agua del bebedero con frecuencia, es posible que tu gato se niegue a bebérsela.

No le gusta su bebedero: los gatos prefieren los recipientes de cristal o acero inoxidable ya mantienen el sabor neutro del agua. Al contrario que pasa con el plástico, que da un sabor al agua que no suele gustarles. Si su bebedero es de plástico prueba a sustituirlo a ver si cambia la situación.

Mala ubicación del bebedero: en la naturaleza, los felinos están acostumbrados a buscar el agua lejos de donde consumen la comida para asegurarse que el agua que beben no está contaminada. Si el comedero y el bebedero de tu gato están muy cerca, este también podría ser uno de los motivos por los que no bebe agua, ya que el agua podría verse afectada por restos de comida. Esto también puede ocurrir si el bebedero está cerca del arenero.

Hay varios gatos en casa: si recientemente has adoptado un gato más, o tienes más de un gato en casa puede que alguno de ellos no deje beber agua al resto. También podría ocurrir que el nuevo gatito esté consumiendo los recursos de tu gato anterior y esto no le haga gracia a tu fiel compañero.

Sufre alguna enfermedad que por algún motivo hace que bebe menos agua.

Antes de nada, lo mejor es asegurarnos de que nuestro mejor amigo peludo no sufre de ninguna enfermedad que le haga beber menos agua. Una vez lo hayas comprobado y descartado con tu veterinario, podemos centrarnos en el resto de posibles causas y buscarles solución.

Cómo hacer que un gato beba más agua

Ahora que ya conoces las causas por las que puede que tu gato no beba mucha agua, vamos a pasar a explicar qué podemos hacer ante esta situación.

Agua limpia y fresca: Prueba a cambiar el agua del bebedero con más regularidad, asegurándote siempre de que se mantenga limpia y fresca. Sustitúyela una vez al día como mínimo y asegúrate de limpiar el recipiente por lo menos, cada semana.

Comida húmeda: si todavía no incluyes comida húmeda en la dieta de tu gato, déjame decirte que esta te ahorraría bastantes dolores de cabeza. La comida húmeda son básicamente las latas para gatos y este tipo de comida les proporciona una importante hidratación. Por ello sería ideal que incluyeras este tipo de comida en su dieta. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? Descubre más información sobre la alimentación para gatos con comida húmeda.

Fuentes de agua: este tipo de bebederos diseñado en forma de fuente, tira unos chorritos de agua que son muy llamativos para los gatos y esto puede animarles a acercarse y beber. Los gatos odian que el agua esté estancada y con las fuentes bebedero no pasa nada de esto, ya que el agua está en continuo movimiento. Hay muchos tipos de fuentes para gatos, de diferentes precios, diseños y colores. Echa un vistazo a los modelos de fuente para gatos.

 

 

Añade caldo al pienso: otro truco para añadir más agua a la dieta de tu gato, es echando caldo de pollo o pescado al pienso de tu gato, de forma que quede remojado. Este alimento puede resultar muy apetecible para tu gato, pero ojo, es muy importante que el caldo sea casero y asegurarte que no lleva alimentos perjudiciales para los gatos como puede ser la cebolla, el ajo o la sal.

Y, por último, recuerda tener en cuenta lo que comentamos en el punto anterior acerca de la ubicación del bebedero. Esto puede ser muy importante, intenta que el bebedero tenga su propio espacio lejos del comedero y el arenero.

¿Qué te han parecido nuestros consejos para mantener hidratado a tu gato? Esperamos que te hayan servido de mucha ayuda y que te vayan genial con tu mejor amigo.

Descubre bebederos para gatos

 

Quizá puedan interesarte otros artículos como:

¿Cuáles son los mejores bebederos antivuelco para gatos?

Kit comedero y bebedero automático para gatos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 1 =